Buscar este blog

6 dic. 2017

Oscar Jaramillo Zuluaga

Esta nota tiene la intención de honrar la memoria del Dr. Oscar Jaramillo Zuluaga (OJZ) y recordar algunos hechos humanos y técnicos, cuanto tuve la fortuna de tenerlo como mi jefe y maestro siendo él Director Ejecutivo de la Federación de Cafeteros, capítulo del Valle del Cauca.

Seria necio tratar de inventariar la cantidad de proyectos de tipo social que ejecutó OJZ en la zona cafetera del Valle del Cauca y especialmente en el municipio de Sevilla: además de muchos kilómetros de vías terciarias construidas en corregimientos de los 39 municipios cafeteros del Departamento, levantó una impresionante infraestructura social como puestos de salud, escuelas, acueductos, redes eléctricas, etc.; y dio paso a la construcción de una red de cooperativas de caficultores que han facilitado un gran mecanismo de intermediación de café pergamino cubriendo los cuatro costados rurales del departamento. Fui testigo del celo, la eficiencia y la pulcritud en el manejo de las obras y la disciplina empresarial que caracterizo a OJZ para administrar los recursos. Resalto también una de sus grandes obras como fue la fundación de los Talleres Rurales del Valle del Cauca que tanto empleo femenino creo en zonas rurales y en municipios pequeños, como el fue el caso del taller de Versalles, donde medimos el gran impacto económico que generó el trabajo de mujeres operarias familiares de los caficultores.

Sevilla le debe mucho y pago con creces la deuda social que todos tenemos con nuestra tierra.

Gran líder, ingeniero profesional con un alto sentido humanitario con los empleados y con los campesinos cafeteros. Luchador incansable por las causas de Sevilla y con un permanente agradecimiento y amor por su tierra. Fruto de su empuje fueron obras como la Casa de la Cultura, los Juegos Departamentales de 1.976 (el coliseo por fortuna lleva su nombre), el Hotel Teatro, etc. Alguna vez en un recreo laboral le pregunte si él se sabía “Mi Sevilla” de Hugo Toro Echeverry, me miro sorprendido y sonriendo me dijo tajante “El que no se sepa Mi Sevilla, no es sevillano”.

Recuerdo profesional. Hace ya varias décadas hizo una interpretación formidable de lo que hoy el mundo teórico de los economistas está planteando como un novedoso instrumento de lucha contra la pobreza: la llamada renta básica universal que simplemente consiste en entregarle un salario mínimo a las familias pobres que garanticen la posibilidad del crecimiento de los hogares en una gran diversidad de actividades económicas, sin que tengan que pensar en la mínima subsistencia que no permite una mejor performance de las familias más necesitadas. El Doctor Jaramillo me lo planteaba como una utopía dirigida a los caficultores del Valle del Cauca. Incluso para ello nos tocó proyectar varios ejercicios académicos, buscando la posibilidad de por lo menos hacerlo con aquellos campesinos que no alcanzaban el punto de equilibrio con sus parcelas cafeteras.

Alguna vez sin que supiéramos nos encomendó realizar una investigación económica en la zona cafetera a dos grupos, uno de ellos bajo mi coordinación. Le entregamos los resultados y le pregunte porque había ordenado la misma investigación a dos grupos independientes. Me respondió con una certeza admirable “Los dos grupos pueden tener argumentos y conclusiones parecidas o diferentes, pero me ayuda a tomar una decisión que va a marcar el presente y futuro de muchas familias cafeteras. Tengo que estar muy seguro”.

Recuerdo también que siempre cargo en su camisa una libretica donde anotaba los compromisos de trabajo con los empleados: cuando uno quedaba allí anotado, no había manera de incumplir la entrega de los trabajos en la fecha y hora comprometida.

Otro recuerdo del Doctor, que todos comentábamos en su momento, era la extraordinaria suerte que tenía cuando la cooperativa de empleados de la empresa realizaba las rifas de diciembre: siempre se las ganaba todas hasta el punto que al final decidimos que él no participara y así se hizo. El Doctor Jaramillo lo aceptó complacido con una sonrisa de satisfacción y de disculpa por algo que se decía misterioso y de lo cual él no tenía culpa.

Hago extensivo este duelo y la solidaridad debida con sus familiares, amigos y con los caficultores del Valle que lo trataron, especialmente los de Sevilla, su pueblo.
Cali, diciembre de 2017
Por: Ernesto Pino

Siga Leyendo »

29 ago. 2017

Festival Bandola: algunas cosas para corregir

Por: Ernesto Pino
Agosto 28 de 2017
Aunque las lluvias que se dieron los días 18 y 19 de agosto desajustaron la buena marcha de la programación, el Festival Bandola termino con éxito (desafortunadamente la tormenta tropical Harvey coincidió con los días del Festival); sin embargo, por apreciación personal con menos éxito que otros Festivales de los 22 cumplidos hasta la fecha.

El Festival Bandola es actualmente el más importante icono cultural de Sevilla, hasta el punto que una reciente calificación del Diario El Tiempo lo ubica como el tercero a nivel nacional, superado solamente por el Festival Petronio Álvarez de Cali y el Festival Nacional Autóctono de Gaitas de San Jacinto (Bolívar); y por encima de Festivales reconocidos como el Mono Núñez y el Festival de la Leyenda Vallenata.

No obstante, esta positiva actuación no debe ocultarnos ciertos defectos, especialmente de carácter comercial, que fueron evidentes y que paso a comentar:
1. Calidad de los restaurantes: Recurro a mi experiencia personal en la visita como cliente a varios de ellos y a comentarios de amigos sevillanos que vinieron de afuera. Deficiente la calidad de los menús en varios restaurantes del centro, comidas tardías, sabores por debajo del promedio en platos que no son tan sofisticados como sanduches, hamburguesas, asados, etc. Y para cerrar mal la temporada, nos tocó vivir una situación indeseable, cuando en un restaurante hicimos un pedido con visitantes extranjeros a bordo y después de una espera de casi dos horas nos comunicaron que no había comida.

2. Precio de los menús: para un municipio que según el DANE, tiene una población que gira alrededor de los 50.000 habitantes, con una alta tasa de desempleo, con salarios por debajo del mínimo, y con un ingreso percapita mucho menor que la media departamental del Valle del Cauca, fijar precios de menús muy similares a los de Cali o Medellín, es un despropósito por lo altos, y si se agrega que las calidades que observan también están por debajo del promedio; nos llevan a pensar que en temporada baja son muy caros y que con calidad y servicios se podrían ajustar en temporada alta. En otras palabras, se debería implementar una política de precios justos en tiempos de baja demanda y precios mayores (con una prima) cuando la demanda es alta como en Festival Bandola, en fiestas de aniversario en mayo o en la época decembrina. Hay un sentimiento muy generalizado de que Sevilla se está encareciendo y eso podría alejar el turismo y la inversión en otros negocios: recuerdo hace poco que visite  Sevilla en compañía de amigos turistas que repetían la visita y un desayuno con pandebono incluido en un sitio muy conocido, nos costó más del doble. Pero también un día de este Festival, visite una cafetería central recientemente inaugurada y compramos un desayuno de buena calidad y con un precio justo.

3. Hotelería: Para el Festival, la hotelería que existe no es suficiente y ello limita mucho la afluencia de más turistas (en los días de Festival, la población por atender fácilmente se dobla). No se trata de construir más hoteles en el corto plazo, para atender temporadas altas que son cortas en el periodo del año, pero si muchas viviendas podrían adecuar cuartos que reciban turistas en esos tiempos de temporada alta y generar recursos extras para los hogares: todo organizado en un programa comercial de contingencia (aunque soy testigo que la organización del Festival lo tiene en cuenta).

4. Otros servicios: otros servicios como el transporte, la salud, el ambientalismo y especialmente la seguridad, hasta ahora son satisfactorios y no son motivo de quejas.

Recomendación: Con el liderazgo de la Cámara de Comercio de Sevilla, podríamos colaborar en la organización de un programa que corrija los defectos del servicio y que incluya un fortalecimiento del servicio al cliente, una óptima política de precios y calidades y la implementación de metodologías como la cadena de valor de los negocios, los momentos de verdad y la capacitación y medición de la satisfacción del cliente; partiendo del hecho que cada día Sevilla con el mejor desarrollo de los Festivales (especialmente Bandola y Sevijazz) y la nueva fuente de turismo religioso; hace más atractiva la ciudad, hay más prosperidad y así los comerciantes residentes podrían aprovechan mejor la riqueza que generan los eventos culturales.

5. El mejoramiento del Festival Bandola: el hecho de tener un formato muy parecido en 22 versiones del Festival lo puede hacer menos atractivo cada vez y monótono para quienes llevamos más de 20 presencias; lo que implica el comentario respetuoso de que el modelo cultural del Festival podría tener variaciones que lo hagan más lúdico, más sorprendente y por supuesto más atractivo para los turistas. En una columna pasada sobre el último trabajo discográfico del Grupo Bandola, mencione lo siguiente:
Nota1: que bueno seria, que en los compases del Festival, se creara un concurso de canto para los niños, sean solistas o coros de niños. Ello haría más lúdico el Festival, y así aumentaría la expectativa y la alegría de los asistentes: el concurso genera expectativa y emoción.

Nota 2: el Festival necesita la contribución de los validadores, que simplemente son aquellos personajes famosos queridos por el público y que un mes antes promocionen el Festival.


Nota 3: La organización del Festival está en mora de realizar un estudio de impactos sobre la dinámica integral del municipio y pueda medir variables como el número de visitantes, el beneficio del comercio, la demanda de servicios de todo tipo, la generación de riqueza y la satisfacción de los usuarios; así como la sana crítica y las recomendaciones correspondientes de la comunidad. Al final hay que concientizarnos que el Festival es de todos los sevillanos y lo debemos proteger, sostenerlo y mejorarlo: la meta debería ser que el Festival Bandola fuera en el corto plazo el mejor a nivel nacional.

Siga Leyendo »

25 jul. 2017

Noticias sobre el café: que puede esperar Sevilla?

El estar convencido que el café sigue y seguirá siendo por mucho tiempo nuestro producto bandera y uno de los que quizás nos puede deparar muchas satisfacciones si escogemos el camino estratégico correcto; nos ha llevado a concretar una serie de informaciones que hoy queremos trasformar en conocimiento y que deseamos llevárselo a los sevillanos.
Esto lo hacemos a partir de una entrevista que realizo caracol radio al Dr. Héctor Fabio Cuellar, Director Ejecutivo del Comité Departaental del Valle del Cauca, a información general de indicadores sobre el café que se desprenden del Informe de la misión de estudios para la competitividad de la caficultura en Colombia y a las conclusiones principales que arrojó el foro internacional del café celebrado el 7 de julio en Medellín. Esta información, por supuesto llevara comentarios generales sobre el autor y con hipótesis sobre lo que significa para la economía cafetera de Sevilla. Reconocemos que el tema del café es muy complejo y su conocimiento requiere el análisis de muchas variables de tipo técnico, fiscal, social, comercial, ambiental e institucional.

1- Indicadores generales sobre el café:
- El café presenta diferencias importantes con el resto de la agricultura y gracias a él se construyó un importante capital social para el país. Es un sector con gran sentido del trabajo colectivo, apego a la familia y a la tierra poseída por generaciones, y arraigado sentimiento de organización social; características que, en buena medida, han evitado la violencia y el desplazamiento en las zonas cafeteras.
- Las exportaciones colombianas del grano pasaron de representar cerca del 18% del mercado internacional a comienzos de los noventa, al romperse el Pacto Cafetero, a menos del 10% en 2013; si hubiese mantenido la participación inicial el país exportaría hoy unos 25 millones de sacos. Así mismo, esas ventas representaban el 54% de nuestras exportaciones totales en 1971 73, cerca del 20% en 19911994, y apenas un 5% en los años recientes.
- Colombia ha perdido participación en el valor de las importaciones de los tres mercados más importantes de café en el mundo: Europa, EE.UU. y Japón.
- El café apenas representa hoy 1% del PIB y 3% del empleo total en el país.
- El sector cafetero está mucho más orientado a la exportación que cualquier otro, pues exporta el 90% de la producción, es intensivo en empleo (en esto se parece al resto de la agricultura, pero lo es más que los demás subsectores de la economía), y presenta una muy alta participación de los salarios en el valor agregado.
- El café se destaca frente a otros cultivos como una actividad que permite que los más pequeños productores deriven un sustento y salgan de la pobreza extrema, en parte gracias a la acción de la institucionalidad cafetera en las regiones.
- En el mundo el café se consume cada vez más fuera de casa y se ha puesto de moda la preparación expreso, que en su mayoría utiliza más robusta, y más cafés de menor calidad que el colombiano.
- El consumo per cápita sigue siendo muy bajo: mientras que en nuestro país se toman 0,8 tazas diarias de café, en América Latina son 2,5 y en Brasil 4.
- El estricto control a la calidad del café que sale del país tiene como contrapartida que la oferta del grano para el consumo interno sea de baja calidad, permitiéndole a la industria tostadora local apropiarse de amplios excedentes que en un mercado libre serían del productor. Dicho de otra manera, nos hemos acostumbrado a consumir cafés de calidades inferiores y por ello no es extraño que el consumidor no tome más café.
- El segmento de cafés especiales ha ganado cada vez mayor peso en la demanda mundial, de tal manera que hoy se estima representa cerca del 20% del consumo total. Esta es simplemente una estimación por cuanto no existen estadísticas que diferencien claramente los cafés especiales del café estándar.
- El cultivo de los cafés especiales puede ser una alternativa importante para Colombia y debe seguir promoviéndose, pero no será el modelo generalizado que adopten todos los caficultores.
Colombia seguirá produciendo café estándar y por muchos años más este representará la mayor parte de la producción del país. Como dice el Informe de la Misión, no existe una solución única para el café. Algunos productores producirán cafés especiales de excelencia, otros tendrán que diversificar la producción en su finca, y para un conjunto muy amplio será necesario elevar la productividad y la rentabilidad.
(Ver Informe de la misión de estudios para la competitividad de la caficultura en Colombia. Resumen ejecutivo).

Comentario: si bien la caficultura colombiana aun no supera la crisis que se presentó desde 1989 cuando se rompió el pacto internacional de cuotas, sus características de buen desarrollo social en la agricultura colombiana, han permitido resistir las caídas en producción, productividad, ventas y y una disminución significativa de la capacidad de las instituciones cafeteras; y sigue siendo el café una alternativa importante con un posicionamiento mundial que está vigente y da lugar a que se pueda recuperar en el mediano plazo. Sevilla continua siendo el mayor productor de café del Valle del Cauca y uno de los protagonistas nacionales de la caficultura: el modelo cambio  y los cafeteros de hoy deben buscar alternativas complementarias a la producción del café estándar y a la explotación de otras actividades que son parte de la cadena productiva del café, como son los cafés especiales y los nuevos servicios de consumo que esta exigiendo ese inmenso mercado de jóvenes que están tomando café, además del aprovechamiento que se genera que cualquier cafetero pueda tener opciones de exportación personal, cuando el mismo pueda conseguir clientes en el mercado internacional. Mejor dicho, hay que explotar más el mercado interno Colombiano que es pequeño (el grueso de la producción se exporta) y se requiere mucha creatividad e innovación en nuevos productos con base en el café. En Sevilla no sería descabellado pensar en la implementación de una estrategia novedosa, como es la de crear un clúster de café, que es algo así como el de abrirle las puertas a inversionistas que se integren con la producción en sectores como la trilla, tostión, comercialización exportadora, producción de insumos, capacitación de recursos humanos, subsede de Cenicafe, de Nestlé, etc. (que yo sepa, no existe en Colombia ningún municipio cafetero que tenga siquiera un germen de clúster en ejercicio).

2- Observaciones relevantes del Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros (Dr. Héctor Fabio Cuellar en entrevista de Caracol radio de Junio 28 de 2017)
- Está aumentando el consumo de café en Colombia y en el Valle del Cauca, por efecto de un mejoramiento de la calidad, el aumento de las tiendas especializadas y el aumento del consumo de los jóvenes a través de las bebidas frías.
- En la actualidad, se están dictando cursos de preparación de café dirigido  a la población en general y en particular a las amas de casa: en la sede de Cafexcoop en Cali y en la sede del Comité de cafeteros en Cali.
- El área total sembrada en el Valle del cauca es de aproximadamente 63.000 hectáreas y de ellas Sevilla siembra el mayor porcentaje promedio (12%).
- Para el segundo semestre de 2017 la caficultura departamental requiere aproximadamente 12.000 recolectores, los cuales cada día son más difíciles de conseguir. Esta dificultad obliga a implementar programas de capacitación con el SENA y la OIM.
- Existe una diversificación creciente en la región cafetera del Departamento en cultivos como la piña, el aguacate y los cítricos.
- Tratando de evitar la migración hacia las ciudades y el recambio generacional por envejecimiento de los productores, existe un encomiable programa con los jóvenes para convertirlos en empresarios, a los cuales se les capacita en buenas prácticas agrícolas que permitan mayores densidades, variedades resistentes a las enfermedades, uso de mejores fertilizantes, enseñanza en la logística de exportación, etc.
- Existen en el departamento aproximadamente 7.000 mujeres productoras de café, muchas de ellas cabeza de familia, con la posibilidad de que en 2018 aumenten su participación en los comités municipales y en el comité departamental.
- Existe una buena muestra de ejemplos sobre la producción de cafés especiales en sitios como La Marina, Riofrio, Sevilla, Cali (vereda Pichinde), con producciones que a través del mecanismo de las subastas han alcanzado precios hasta los US$4,80 por libra.
- Actualmente existe un agresivo programa de renovación de cafetales (en la época de mayor crisis se envejecieron las plantas), que impacte en un mejoramiento de la productividad, por encima de las 110 arrobas por hectárea y se alcancen producciones meta de 300 a 400 arrobas por hectárea. Este es el paso inicial para que se mejore la producción departamental que en las últimas mediciones hizo que el Valle descendiera del cuarto puesto al sexto lugar.
- Existe una buena expectativa sobre el foro cafetero internacional a celebrarse en Medellín en julio 10 de 2017; especialmente en el tema clave de mejoramiento del ingreso de los productores.

Comentario: en Sevilla se deberían hacer los cursos de preparación de café, ello le brinda a las personas una experticia y una potencial oportunidad laboral en otros ámbitos. Este es un paso importante en la educación de la población sobre el mundo del café. Los sevillanos deberíamos todos ser expertos preparadores de café.
Pregunto, si a la estrategia de jóvenes productores, se podrían integrar jóvenes pobres del área urbana, los cuales bien entrenados podrían integrarse al campo, más aun si ya existen ejemplos exitosos con los jóvenes empresarios?
Pregunto, si se puede implementar un programa masivo con todos los establecimientos de servicios (cafeterías, panaderías, bares y similares) para que conozcan la cultura del café y preparen el mejor café de Colombia, lo cual es un gran atractivo turístico como sucede con las cafeterías de Filandia Quindío (aprovechó que en sus calles se hubiese filmado la famosa telenovela “Café con aroma de mujer”?
Pregunto, si se puede implementar en Sevilla y de forma permanente el curso de barismo para la preparación de bebidas con café?
Pregunto, si con todas las oportunidades económicas y sociales que brinda el café y otros productos agrícolas como los cítricos, el aguacate, el plátano, donde Sevilla también es el mayor productor en el Departamento, es hora de conseguir una sede del SENA, experta en agroindustria y biodiversidad (estrategia para disminuir la migración de nuestros jóvenes, rejuvenecer los agricultores y crear agroindustriales en el campo)?
Pregunto, hasta qué punto las autoridades gubernamentales y el gremio cafetero han aprovechado el que Sevilla sea miembro del programa de paisaje cultural cafetero?
Pregunto, si las autoridades cafeteras practican programas permanentes de Marketing Social con los avances en materia cafetera, porque al parecer se hacen muchas cosas importantes pero la gente no se entera: la industria cafetera es un activo histórico de Sevilla, que a pesar de la crisis reciente, brinda muchas oportunidades económicas y sociales, las cuales se deben socializar.

3. Algunas conclusiones importantes del Foro Internacional Cafetero de Medellín
Estas son varios importantes compromisos de los representantes de 45 países productores de café, reunidos  en el foro internacional en Medellín de Julio 10, para mejorar la caficultura y el bienestar de los productores. Estas promesas deberían tener un control y seguimiento permanente de todos los cafeteros en los próximos dos años.

A) Producción y productividad:
- Mejorar la productividad a través de la tecnificación y nutrición del cultivo. Mejorar transferencia tecnológica, asistencia técnica y compartir experiencias.
- Crear una Comisión para poner en marcha el Plan de Acción de Iniciativas del Foro Mundial de Productores de Café apoyado por información colaborativa proveniente de diferentes actores.
-Investigación colaborativa entre países productores con enfoque en  mejoramiento genético y tecnológico.
-Incrementar consumo interno en los países productores.
-Mejorar la educación rural con enfoque empresarial y emprendimiento.
-Políticas públicas en países productores  orientadas a: financiación, medio ambiente, seguridad social rural, educación e infraestructura.
-Conectividad y acceso a nuevo conocimiento, tecnologías y desarrollo científico.
- Promover la calidad del café.
- Disminución de costos de producción.

Comentario: La mayoría de estas acciones las hace bien la institucionalidad de los cafeteros especialmente la Federación Nacional de cafeteros (FNC) pero debe reforzar mucho la promoción del consumo interno así como la educación rural con enfoque empresarial y emprendimiento. Para Sevilla, repito esto le ofrece grandes oportunidades como son el aprendizaje de los sevillanos en la preparación del café y la educación cafetera de biodiversidad en las instalaciones de LA GRANJA (que tal transformar todo esta infraestructura en un SENA de la agroindustria con programas de emprendimiento para que los jóvenes no emigren de la ciudad?).

B) Cambio climático
-Creación de un instrumento para el fortalecimiento de la investigación científica, el fomento de la educación, el intercambio de buenas prácticas y la gestión de recursos que permitan mitigar los impactos del cambio climático.
-Establecer políticas públicas de control ambiental en la cadena de valor del café en tres ejes: i) Disminución del consumo de agua en la producción, ii) Reforestación, y iii) Acceso a energías renovables.
- Generar acciones para la preservación, conservación y manejo del agua.

Comentario: Aunque el trabajo de la FNC y del Comité de cafeteros del Valle (CCV) ha sido promisorio, falta mucho para convertir el manejo del agua en un insumo de mayor importancia y en la disminución del efecto contaminante del beneficio del café.

C) Relevo generacional
-Fomentar educación de calidad y pertinencia desde la primera infancia hasta la educación superior para el sector caficultor, con programas enfocados en el emprendimiento y el desarrollo empresarial. Reconociendo la importancia del rol de la familia cafetera en la transmisión de la cultura y los saberes a sus hijos, para lograr el arraigo y permanencia de la vocación cafetera.
-Crear un instrumento que permita a todos los países productores compartir experiencias y buenas prácticas, replicar modelos exitosos y generar interacciones entre jóvenes líderes cafeteros, para enfrentar desafíos globales de manera organizada.
-Consolidar alianzas público privadas que permitan apalancar la productividad y rentabilidad del negocio, priorizando las necesidades de los jóvenes cafeteros como: educación, acceso a tierra, factores de producción y capital de trabajo.
-Crear políticas públicas para el desarrollo rural que respondan a los retos de empalme generacional de los cafeteros.

Comentario: A pesar de que existen muy buenos programas empresariales del CCV para los jóvenes cafeteros la estrategia debe ser más integral, mas motivante y más incluyente para vincular también los jóvenes que viven en la ciudad y no tienen empleo.

D) Volatilidad de precios
-Concentrar los esfuerzos de la OIC en los intereses de países productores para lograr el mejoramiento de los ingresos y lograr precios remunerativos para el productor.
-Promover el incremento del consumo de café en mercados actuales y nuevos.
-Análisis independiente de precios y costos que sirva de insumo para la promoción de políticas remunerativas para los productores desde la OIC. 
-Definición de bolsas de precios o mecanismos de transacción que incorporen de manera adecuada la realidad de los diferentes tipos de café, desligándolo de las dinámicas de mercados financieros y atándolo a la realidad de la cadena de comercialización y costos del café.
-Abordar a la banca comercial y de desarrollo para encontrar mejores alternativas de financiación, usos alternativos del café, seguros de cosechas y herramientas que adicionen valor a los productores.

Comentario: Reconociendo que son los productores, los actores explotados en la cadena de valor del café pues no reciben más del 10% del precio que paga el consumidor final, también hay que destacar que sin ellos se derrumbaría todo el negocio mundial (el productor recibe una proporción muy pequeña del precio final, entre 9% y 4%, y los tostadores reciben la parte más grande, entre 63% y 70%. Ver Discurso Sr. Benoit Daviron en la presentación del libro “La Paradoja del Café”  2006). Esta responsabilidad de que en efecto aumenten sus ingresos es de la FNC  y que si bien en el mediano plazo no funciona, los cafeteros solo tendrían la alternativa de mejorar sus ingresos por caminos alternativos como son los cafés especiales que ya pueden exportar directamente, buscando mercados internacionales muy pequeños pero con altos precios. Para los cafeteros Sevillanos es una oportunidad el desarrollo de cafés especiales con la denominación de origen donde hay mucho por hacer especialmente por la participación de jóvenes cafeteros con mayor formación técnica que sus padres y el aprovechamiento de marca de ciudad como aquella que denomina a Sevilla “Capital cafetera de Colombia”, que a mi parecer no ha sido suficientemente aprovechada.

PD: Soy terco y no pierdo la esperanza que los Sevillanos cafeteros y los no cafeteros especialmente los que viven fuera de Sevilla y de Colombia participen y den sus opiniones: al final todos queremos que Sevilla progrese o no?. Piensen amigos que tenemos una deuda social con Sevilla y la tenemos que pagar.
Por: Ernesto Pino (Economista)

Julio 21 de 2017.

Siga Leyendo »

20 mar. 2017

Recordar es vivir:

 Erase en Salamina, la historia detrás de una maquina antigua de Café.

Salamina es un bello pueblito Caldense, ya con una larga historia que muestra el tesón de la colonización antioqueña del siglo 19. Le dicen la “ciudad luz”, porque desde siempre ha tenido una ejemplar vida cultural que se ha mantenido en el tiempo. Sin que le falte nada, este municipio fue declarado monumento nacional y patrimonio histórico de la humanidad. Sin embargo, Salamina a nivel nacional se ha hecho famosa por un animalito casi que desaparecido que es la nigua y una canción con aire bambuquero y alegre  que en las tertulias cuando toca, y hay de por medio unos guaros, sale disparada y feliz con sus picantes trovas:
Chiquita, chirriquitica, oriunda de Salamina/cuna de grandes poetas y capital de las niguas/colonizando los dedos llorosos de sirgüelillas/la encontró el jabón de tierra al taponar sus rendijas.
…….
La nigua es casi un microbio chiquita, chirriquitica/pero que rasca y que rasca, que pica, pica y repica/la nigua es casi un microbio chiquita, chirriquitica/y que cosa tan verraca si pica la hijueputica.
(Del Bambuco La Nigua, Autor: Bernardo Gutiérrez y Compositor: Bernardo Arcila)

Allí en Salamina en toda la esquina de la plaza, está ubicado el museo “Ciudad Luz”, con una arquitectura de tradicional cultura cafetera que tiene corredores en madera y chambranas llenas de flores y el colorido especial del paisaje cafetero. Este museo de 2 plantas, ha venido recogiendo muchas de las cosas de la cultura cafetera y de la colonización antioqueña que se han sumado desde 1.825  cuando fue fundada por Francisco Velásquez, Fermín López y Juan de Dios Aranzazu, entre otros. Hay de todo, desde las fotografías ya antiguas de color ocre de los personajes típicos y notables del pueblo, y todos los utensilios usados en épocas de vida rural, aparejos para el oficio agrícola del café, camas y muebles de hogar antiguos y originales, bacinillas, teléfonos, radios, máquinas de coser, estampas de santos, una rockola con sus discos de 78 revoluciones y un objeto casi extraño en estos modernísimos tiempo de internet y celulares: una máquina de preparación cafetera, totalmente diferente a la tradicional greca de los pueblos cafeteros, cada vez menos usada.

La máquina es de marca italiana LA CIMMBALI, eléctrica, de tres palancas y tres compartimientos para café y un tanque de agua.  Hasta ahí, lo interesante era pensar en una maquina antigua que desconocíamos, diferente a la greca de nuestros cafés de pueblo y seguramente estrenada en las décadas del 30 y del 40 del siglo pasado.
Pero Don Eddier Alzate, administrador del museo, nos tiró la primera “banderilla”:
- Lo importante de esa máquina es la historia que la rodea. Y allí empezó el cuento que les traigo.

Dice Eddier, que en la Semana Santa del año 2015, entró al museo un señor de 94 años, turista desconocido, quien inició normalmente el paseo de observación y de pronto se detuvo ante la máquina de café, se tapó la boca con asombro y luego agarro dos de sus maniguetas y con cierta discreción, agachó la cabeza y prorrumpió en un llanto emocionado, mientras trataba de abrazar toda la máquina. Sus hijos y nietos que lo acompañaban se alcanzaron a preocupar, hasta cuando el señor, secándose las lágrimas, aclaró el incidente, mirando a Eddier y disculpando el momento:
“Yo me llamo José Néstor Parra, tengo 94 años y hacia 65 que no regresaba a mi tierra. En 1.936 yo tenía 15 años y fui el primero en manejar esta máquina en el Café Paris del señor Cachito Gómez, quien me pagaba por mi trabajo un centavo que me servía para ayudar a mi madre y poder estudiar. Luego, me conseguí una beca para estudiar medicina en Medellín, así lo hice y después decidí viajar a los Estados Unidos, donde hice vida y una familia maravillosa que hoy me acompaña”.

José Néstor, entonces más tranquilo, empezó a preguntarle sobre la suerte de muchos contemporáneos que había conocido en Salamina. La mayoría habían muerto y José Néstor, ya conmovido le instó a decirle porque tenía tanta certeza, a lo que Eddier le respondió: “yo estoy seguro porque mi hermano y yo tuvimos una funeraria durante 40 años y por ahí desfilaron todos”. José Néstor sonrió y se santiguó dos veces en un claro gesto de duelo por los desaparecidos.
Luego pregunto por amigos como Camilo Gómez; Eddier dijo está vivo; Nicodemus Alzate, también está vivo, dijo Eddier y ese es mi papa’.

José Néstor con una sonrisa inmensa le dijo a Eddier, casi como una orden: “Los quiero ver ya”.

Eddier recordó que casualmente su padre se encontraba en el museo, bajo al primer piso, se fue directo al papá y le preguntó:
-Papá usted conoce a José Néstor Parra?
Lo pensó unos segundos y dijo:
-Sí, yo me acuerdo de ese hijuemadre que era muy cansón.

Una vez José Néstor, muy ansioso, bajo los escalones del museo que llevaban al primer piso se encontró con Nicodemus y se fundieron en un gran abrazo: la figura del encuentro era una imagen tierna y simpática, pues era el abrazo de una persona de 1,60 de estatura, Nicodemus, con un gigante de 1,80, José Néstor, todavía erguido y firme como un yarumo de bosque cafetero.

Nicodemus cuando lo tuvo más cerca, lo reparo con detenimiento como quien mira un objeto perdido y le dijo con una sonrisa maliciosa: “oye José Néstor, como estás de viejo”.

Nicodemus recordaba que era él, el que hacia el aseo, servía los tintos y atendía la garita del billar, en el Café París, y José Néstor era el maquinista. Inmediatamente se fueron a buscar a Don Camilo Gómez, con la útil advertencia de José Néstor: “Eddier esto a palo seco no lo resisto, consígame una botella de aguardiente amarillo” y Nicodemus le advirtió que él estaba tomando pastas para todo, incluida la próstata y la presión. José Néstor lo tranquilizo y le dijo: “Acuérdate que soy médico. Corramos el riesgo y si nos morimos, nos morimos juntos”.

Se reunieron al final ellos dos con don Camilo en su casa. A las tres horas llamaron a Eddier y le pidieron que fuera a la casa de Don Camilo que los tres ancianos estaban borrachos. La gente cercana, comentaba que de esa casa salían voces felices, canciones animadas y gritos entusiastas dando vivas a los partidos liberal y conservador. Hacía rato los vecinos no padecían un pandemónium tan desbordado.

La máquina después del Café París “anduvo” por muchos negocios, hasta que estuvo obsoleta y fue reemplazada por una más moderna. El museo la rescató del Café Prado de Salamina. José Néstor regreso a los Estados Unidos, Camilo Gómez, falleció en febrero de 2017 y Nicodemus Alzate murió 8 meses después del encuentro. José Néstor Parra, si es que está vivo y seguramente radicado en USA, a lo mejor no sabrá que tuvo un último encuentro con sus amigos de Salamina. Así es la vida de impredecible.

Por su parte, nosotros, turistas fortuitos de tierras lejanas, terminamos aplaudiendo el relato de Eddier con sonrisas  y lágrimas y conmovidos con esta historia contada a través de una maquina antigua de café.
Por: Ernesto Pino
Cali, Febrero de 2017

Email: ernestopino@yahoo.com

Siga Leyendo »

9 jun. 2016

Grupo Bandola: De festival en festival

Casualmente el día 31 de mayo estaba en Sevilla y me sorprendió que se anunciara para esa noche el lanzamiento del último disco del grupo Bandola, llamado De festival en festival: un martes pasivo, con amenaza de lluvia y con una baja promoción del suceso, a no ser por las redes sociales.

Finalmente allí estuvimos y oh sorpresa, el escenario de la Casa de la Cultura a pesar de esa fecha intrascendente estaba lleno hasta las banderas. Confieso que tenía muchas expectativas y realmente no sabía que podría escuchar, especialmente porque nunca he sido muy fiel a la música colombiana del interior como los bambucos y los pasillos, a los cuales evidentemente respeto porque hacen parte de nuestra herencia y de alguna manera están allí en el baúl de recuerdos de nuestros mayores.

Del grupo Bandola, que para mí se han convertido en el intangible más patentado de nuestra ciudad, reconozco sus éxitos como Listos para la foto, Turumbis tumbis, El Hipo, Buenaventura se quema, Chuchito el reciclador, La Guaneña, A galopar, Ojos azules, Palabras para Julia (estas tres últimas cuando estábamos más jóvenes) etc.; que en cada festival ponen a bailar a nuestros paisanos y hacen del Parque de la Concordia una verdadera fiesta: pero yo siempre, lo confieso, he llevado en mi memoria musical que su mejor canción para mi gusto,  es La esfera azul. Esas canciones dentro del Festival Bandola, que por fortuna se han venido repitiendo de manera ininterrumpida en los últimos 20 años, ha sido la banda sonora para que sucedan tantas cosas buenas en el pueblito, como en el año 1998 les escribí en una nota que hoy se mantiene vigente: “Que cantidad de Sevillanos exiliados, felices y abrazados que caben cómodamente en 3.000 metros cuadrados. Qué bueno volver a escuchar voces perdidas por décadas que regresan a compartir con familiares, amigos, conocidos y enemigos y a respirar de nuevo el oxígeno húmedo y refrescante de nuestras montañas y el olor eterno de las vacas con su leche y su boñiga. Toda esta maravilla para que los Sevillanos, pobres y ricos, no olviden que su raíz está en el sinfín de sus calles empolvadas, en los mosaicos de las escuelas públicas, en la subida a Monserrate y a Puyana, en el edificio más alto que es la iglesia, en las ollas humeantes de la galería y de Doña Josefina, en los recuerdos de la vitrola de la Fuente y en ese cielo azul con ceniza que explota con un aguacero o con antorchas de sol. En medio de las borracheras, algo percibimos cuando en la despedida final, después del abrazo apretado, todos prometíamos volvernos a ver en el Festival Bandola del año entrante. No importa que la gente todavía no se aprenda de donde son los cantantes. Con saber que han vuelto los paisanos fieles y los paisanos ingratos, podemos pensar que Dios ya nos echó el ojo”.

El nuevo disco, sinembargo, rescata un magnífico trabajo lleno de fusiones muy agradables y con un alto perfil musical: el manejo de vientos y de percusión le han dado al grupo un aire refrescante, una batería incesante y explosiva y una trompeta que rompe y pone una alarma sugestiva que emociona (debería tener más protagonismo, creo, a costa de mi ignorancia musical). A ello le agregamos lo que siempre conocimos, la inmensa alegría en las voces de La Nena, Oscar y Rodrigo y los momentos mágicos de la flauta de Julián. Las canciones del álbum son una mezcla de bambuco, pasillo, parranda, currulao, reggae y chande: De festival en festival, Alma de guadua, Los abrazos, La bogadera, El aguacerito, El viaje, Ya se siente el carnaval, El Árbol amarillo…….pero falta una, la mejor, la que sin exagerar podría convertirse en un segundo himno sevillano como la entrañable Mi Sevilla de Hugo Toro, que se llama MI PUEBLO (con autoría de Ana Lucia Muñoz). Es una canción esplendida, que seguramente si se repitiera en la radio como corresponde, sería un éxito nacional.

….mi pueblo, mi pueblo/mi casa, mi refugio, mi alimento/mi pueblo, mi pueblo/a ti siempre volveré así este lejos/ (coros de niños de la Casa de la cultura)…..y todos nos alborotamos…

Una nota especial para la canción Alma de guadua, que el grupo compuso en homenaje a nuestro gran amigo Edgar Arcila, fugitivo sin permiso de la vida, quien pese a tener entraña de comerciante tenia sensibilidad de artista y por ello tiró las mercancías a un lado y se inventó un espacio en Tres Esquinas que se llama El Bosque que camina y que además dejó su huella encomiable en el Grupo Bandola y en la Casa de la Cultura.

Felicitaciones a la plantilla del Grupo que participó en este gran trabajo: María Elena Vélez (La nena), Ana Lucia Muñoz, Oscar Gallego (El negro), Rodrigo Muñoz (El mono), Julián Gil,  Mauricio Muñoz, Juan Pablo Orozco, Fabián Valverde. Igual resalto, el Diseño y Concepto Grafico de Julián Esteban Castañeda y al Director  de Arte, Jorge Stiven Varela.

Y a los lectores, una recomendación respetuosa: el nuevo disco bien vale la pena adquirirlo…antes de que se agote o  esperar hasta agosto para oírlo en la versión 21 del Festival Bandola.

Nota1: que bueno sería que el Grupo Bandola, algún día próximo se atreviera a montar una serie de RUMBAS SEVILLANAS, españolas , que son alegres como Mi Sevilla y que se cantan en coro y con las palmas. Son una buena herencia, como para compensar un poco la desquiciada época de la Conquista.

Nota2: que bueno seria, que en los compases del Festival, se inventaran un concurso de canto para los niños, sean solistas o coros de niños. Ello haría más lúdico el Festival, y así aumentaría la expectativa y la alegría de los asistentes.
Por| Ernesto Pino
 Cali, junio 8 de 2016

Siga Leyendo »

4 may. 2016

Sevilla y el café: un matrimonio indisoluble

Mayo 3 de 2016
Esta nota es un mensaje a los sevillanos, en los 113 años de vida de la que siempre será la capital cafetera de Colombia.
Hoy me quiero referir a varias declaraciones del Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros, Doctor Héctor Fabio Cuellar (en adelante HFC), realizadas a la cadena radial Caracol el día 24 de abril de 2016; y que de alguna manera nos sirven para que entre todos pensemos y actuemos de frente a lo que debe ser el desarrollo de Sevilla y en especial a la generación de riqueza de un municipio empobrecido y desesperanzado como el nuestro.
Pero antes de empezar veamos algunos antecedentes que sirvan de contexto a las reflexiones posteriores:

-El café ya no es la principal fuente de divisas de Colombia: en buena parte del siglo pasado llego a generar el 80% de las divisas, hoy no es mayor del 5%.

-El Valle del Cauca es hoy el sexto departamento cafetero de acuerdo a las áreas sembradas, después del Huila, Antioquia, Tolima, Cauca y Caldas. En la década del 80 era el cuarto departamento. Se supone que el Tercer Censo Nacional Agropecuario, debe ser consistente con estas cifras, más aun cuando se sabe que el último censo se realizó hace 44 años. 

-Sevilla continua siendo el principal productor de la caficultura departamental, pese a la caída de los últimos 25 años, cuando se reconoce que las actividades del narcotráfico en este periodo realizaron una especie de contrarreforma agraria y disminuyeron la frontera agrícola productiva, incluido el cultivo del café (ver Informe de Desarrollo Humano Valle 2008).

-El modelo económico de Fedecafe ha cambiado significativamente: ayer su meta era la de producir una materia prima de calidad, un buen pergamino, en un negocio que poco favorecía a los caficultores; hoy por fortuna su función de producción incluye la fase de procesados y los cafés especiales, así como la comercialización global y que implicaría un mejoramiento notable del ingreso de los caficultores, especialmente de los pequeños.

-La gran mayoría de los municipios cafeteros siguen siendo altamente dependientes del cultivo del café; y por excepción Cartago, Tuluá y Sevilla con actividades diversificadas de su economía tienen menor dependencia del grano. En 1986, en un ejercicio que realizamos con la facultad de economía de la Universidad del Valle, se encontró que el peso del café en la economía sevillana era del 25% y si le sumamos plátano, banano, cítricos y leche la cifra podría alcanzar el 35% o 40%: otros municipios cafeteros como Trujillo, Alcalá, Ulloa, Ansermanuevo, alcanzan cifras mayores al 50% (Ver “El café en el desarrollo económico y social del Valle del Cauca. Comité Departamental de cafeteros del Valle del Cauca). Hoy se desconoce si existe un cambio fundamental porque estos estudios ya no se realizan.

-Sevilla que tiene gran dependencia del café, dispone de una economía de servicios más amplia que los municipios cafeteros tradicionales, pero eso no la libera de tener ingresos percapita muy bajos, especialmente porque el sector de los servicios, especialmente el comercio es de baja productividad y no genera mucha riqueza como la industria o los servicios de alta tecnología.
Se resaltan, entonces, las consideraciones del Doctor Cuellar y se comentan cuando haya lugar:

1. La participación de los jóvenes: se refiere a las actividades con jóvenes que se pueden convertir en propietarios o arrendatarios de fincas, como una estrategia de renovar el tejido social cafetero ante el reconocimiento de que los productores se están envejeciendo y necesitan un reemplazo como condición fundamental para que la industria cafetera no se deteriore y se acabe.
Comentario: actividad encomiable, necesaria y urgente. Sin caficultores no hay caficultura.

2. Necesidades de mano de obra para recolección: implementación de estrategias para que las cosechas tengan los recolectores en los dos ciclos de cosecha. Igualmente, se refiere al vínculo con el SENA para habilitar esta mano de obra en competencias relativas al café.
Comentario: Este ha sido uno de los grandes problemas de la caficultura colombiana en los últimos años. Se reitera la necesidad de que Sevilla tenga una sede del  SENA, de primer nivel especializada en temas agroindustriales y en biodiversidad, como una condición básica para aprovechar todas las oportunidades posibles que brinda la cadena productiva del café: el fondo emprender del SENA, puede financiar a los jóvenes muchos proyectos de biodiversidad y especialmente los cafeteros. Recomiendo en este punto, volver a programar los cursos de café de la “taza de oro”, que fueron exitosos y un programa de formación de baristas sevillanos (profesional especializado en la preparación de café de alta calidad). Los sevillanos deberíamos tener un alto conocimiento de la cultura cafetera y de sus oficios principales; en nuestras casas por ejemplo todos deberíamos saber cómo hacer un buen café en todas sus variedades.

3. Las subastas: es la búsqueda de padrinos tostadores y comercializadores importantes que le aseguren un mercado con buenos precios a los cafeteros, independientemente de su tamaño y su influencia.
Comentario: estrategia importante. La pregunta es si existe un plan que abarque un número significativo de cafeteros sevillanos y si se les asegura la utilización del beneficio de lo que se llama “denominaciones de origen”: café de Sevilla, lo cual podría hacerse por regiones. Pregunto, hasta donde el café de Sevilla es apreciado en el mercado internacional. Según HFC, Sevilla tiene por lo menos 23.000 fincas cafeteras, con un promedio de 3.5 hectáreas por finca.

4. Exportación de pequeños volúmenes: con la modernización de la trilladora de café ubicada en Tuluá, se asegura una gran productividad en las actividades de trilla y tostado, pero especialmente se crea la línea de “microlotes”, que garantiza la exportación de pequeños volúmenes de café, en condiciones de alta competencia.
Comentario: además de la envidia que produce que dicha planta no esté ubicada en Sevilla, se resalta que esta opción tecnológica de los microlotes, facilite la posibilidad de que muchos pequeños productores puedan entrar en proyectos de exportación. Pregunto, si estos proyectos también estarían apoyados por los padrinos como Nestlé o Starbucks, bajo el objetivo central que los cafeteros tengan una participación justa en las utilidades de comercialización. Pregunto qué padrinos existen en Sevilla y cuál es la expectativa a largo plazo.

5.  Elaboración de perfiles de café por regiones: El Comité de Cafeteros, dispone de un catador encargado de realizar perfiles de café en las diferentes regiones cafeteras del Departamento y que les permite conocer la acidez, el cuerpo y el aroma de cafés regionales; siendo esta la medida para que una oferta local pueda tener una demanda internacional interesante en precios.
Comentario: Que regiones de la caficultura sevillana se han beneficiado de esta tecnología de los perfiles y cuál es el alcance en los próximos años. En este sentido, el Comité debería tener más catadores y un programa permanente de baristas.

6. El consumo de café de los jóvenes: ha mejorado significativamente el consumo interno de café, especialmente por la participación en el mismo de los jóvenes que están consumiendo bebidas frías de café.
Comentario: son los países de Europa del norte los mayores consumidores de café en el mundo: Finlandia y Noruega, países muy fríos, consumen 9,5 kilos/persona/año y 7,3 respectivamente. Colombia solo consume 1,4 kilos/persona/por año; por debajo de países cafeteros latinos como Republica Dominicana (3,7) y  Costa Rica (3,6) (Fuente: www.caffeineinformer.com). En este punto el esfuerzo a realizar es muy grande pero vale la pena, porque si la demanda aumenta se beneficia toda la cadena de valor del café. Reitero la recomendación de implementar nuevamente el programa de la “taza de oro”.

7. El proyecto “Gestión inteligente del agua”: con recursos del gobierno Holandés, a través de un padrino como lo es Nestlé, se está implementando este programa ambiental  con la idea de recuperar y proteger las microcuencas.
Comentario: la iniciativa es muy necesaria pues indudablemente sin agua no hay vida y es quizás el insumo más importante del futuro de la sociedad y el que en el mediano plazo va a crear ventajas competitivas muy altas. Ojala las podamos conservar y nuestras fuentes no caigan en manos de las grandes corporaciones. Debemos cuidarnos de ese lado oscuro que motiva tener agua (sin agua no hay alimentos, no hay energía, no hay vida). Pregunto, cual es el estado actual de las mucrocuencas sevillanas?.

8. Paisaje cultural cafetero: es un programa con grandes expectativas y aparentemente con buenos recursos de los cuales se pueden beneficiar 10 municipios cafeteros, incluido Sevilla. Igualmente se formulara un proyecto para la UNESCO.
Comentario: este es un proyecto con mucho ruido pero poca efectividad. Pregunto cuál es el alcance para Sevilla y que nivel de organización posee. Que no sea un falso espejismo como podría haber ocurrido en el Quindío, que ha sacrificado una parte significativa de su caficultura por la industria del turismo que es muy inestable en empleo e ingresos y depende de muchos factores exógenos.

9. Cambio climático: su presencia en zona cafetera ha sido de gran impacto negativo con resultados en la calidad de café con el aumento de las pasillas y la agudización de la broca.
Comentario: el cambio climático merece un programa especial tanto en los gremios del sector agrícola como en las instituciones gubernamentales y en eso se celebra el programa de “gestión inteligente del agua”. Sinembargo y a manera de hipótesis, no será que los paquetes tecnológicos de Cenicafe con la variedad castilla  pueden integrar el cuidado y mejoramiento de los suelos y de la biodiversidad? Hay que recuperar la fábrica de alimentos que antiguamente tenían las fincas cafeteras.

10. Mensaje final: por fuera de las declaraciones de HFC; el mensaje sería el de que pese a la situación difícil por la que aun atraviesa la industria del café, sigue siendo la principal fortaleza económica, social y ambiental del municipio. No en vano en el posicionamiento nacional e internacional, Sevilla, por encima de más de 1000 municipios colombianos, es sinónimo de café. Aunque el gobernante local, no es responsable directo de la evolución económica del municipio, su labor para la posteridad, depende de lo que haga por la industria del café: por lo tanto el café siempre debe ser un eje fundamental de los planes de desarrollo municipal, incluido el que inicia el Alcalde Freddy Omar Osorio, a quien le deseo muchos éxitos y el ánimo de que estas reflexiones sean de ayuda en su labor. A su vez, el gremio cafetero, debe aprovechar a que su máximo dirigente es un hijo sevillano  y enfatizar aquellos programas cafeteros y agroindustriales que le favorezcan. Impunemente no se pueden desperdiciar cuatro años más de inercia con el tema del café que pueda mover la aguja del desarrollo de Sevilla.
A todos los sevillanos nos conviene que Sevilla progrese de verdad y el café es un camino promisorio pero requiere apoyo e innovación y como se mostró en las líneas de arriba hay muchas cosas buenas que se pueden realizar; señores dirigentes, revisemos de nuevo la cadena productiva del café y seguro encontraremos muchas oportunidades, para una población que solo tiene necesidades y angustias. Definitivamente, Sevilla y el café son un matrimonio indisoluble.
Por| Ernesto Pino

Siga Leyendo »