Buscar este blog

1 ago. 2019

Anduriña

Crónicas musicales… crónicas sobre canciones populares muy reconocidas en el mundo.
Dedico esta crónica a mis amigos Carlos Enrique y Juan Sebastián Toro Gutiérrez, médicos brillantes y entusiastas de esta balada aún sin saber su origen y que inexplicamente en el tiempo facilitó nuestra amistad y un apodo mutuo: Anduriña.

Juan Pardo el conocido cantante español, quedó aterrado con la historia contada por el abuelo de Anduriña y compuso una canción que tocó la fibra emocional del gran pintor español Pablo Picasso.


Diría empezando que la canción es tan bella que trasciende el dibujo de Picasso porque su historia cantada durante unos minutos refleja el vuelo incesante de una golondrina: un pajarillo español que toma forma en una niña que por razones del corazón se escapa de casa, como usualmente sucede con los adolescentes.  En nuestro medio es una balada que tal vez no es muy conocida a pesar de la calidad de su música y de su letra y que tiene la impronta del pintor de Málaga. Juan Pardo el compositor, tan famoso en esa época de la balada española como Rafael, Camilo Sexto, Rocío Durcal, Manolo Galván, Nino Bravo, grabó canciones más conocidas que Anduriña como “Mi guitarra” (….mi guitarra cantaba por mi/y lloraba tambien/cuando yo estaba triste…) o “María Magdalena” (Quien María Magdalena, vas a encontrar/María Magdalena/para llorar/María Magdalena, a quien vas a encontrar/Quien María Magdalena, vas a querer…).

Las cosas del destino: Los cantantes españoles Juan Pardo y Antonio Morales (“Júnior”, esposo y manager de Rocío Durcal), unieron sus voces y le dieron vida a “Los brincos”, un famoso grupo juvenil español, en el año de 1965. Disuelto el grupo, en 1966, el dúo de Juan y Junior tuvo la ocurrencia histórica de componer una canción simple y hermosa que conmovió el espíritu del más grande pintor vivo de la época, Pablo Picasso, hasta el punto que le hizo dibujar “un garabato” en homenaje a esa canción llamada “Anduriña”.  Fue el periodista y escritor gallego Antonio D. Olano el correo entre el pintor y los cantantes. En 1968, llevó al pintor a Francia una maqueta del tema, poco antes de su publicación. A Picasso le encantó la canción, tanto, que le inspiró un dibujo. «Si no le gustan estos garabatos, que los rompan. Ya les haré otra cosa más en serio», dijo el andaluz.

La contraportada del disco Anduriña, llevaba la reproducción del dibujo de un ave, original de Picasso. En su libro “Canciones de nuestra vida”, Manuel Román acoge una narración de Juan Pardo sobre el acontecimiento y sobre el encuentro de ellos con el pintor: “Le llevé una guitarra para regalársela, apuntándole tres o cuatro acordes para que intentara tocarla. Y el probó a hacerlo. Estaba abierto a todo. Le cante Anduriña y Picasso se emocionó recordando los años que de chico vivió en la Coruña. Iba a regalarme un llavero y me llevó por toda la casa, cruzando un sótano donde almacenaba cerca de un centenar de cuadros suyos  “son cosas que tengo ahí arrinconadas”, me dijo, quitándole importancia a su obra. A mí me entró un escalofrío al ver todo aquello. Me entregó finalmente, unos grabados suyos, un libro dedicado y una cajetilla con cigarrillos de colores que conservo con su firma. Tenía una mirada que me conmovió. Se fijaba en ti, como un niño, comentándote lo bonito que eran los pantalones que llevábamos. También le canté en gallego “Mi bien duerme”, que es una canción que compuse en recuerdo de una compañera de colegio, que murió de repente siendo muy niña”.

Los orígenes de la canción parece que se remontan a la población costera de Sada, provincia de La Coruña, comunidad autónoma de Galicia (España). En los últimos años 60 y primeros 70 Juan Pardo era asiduo visitante de la ciudad, y se dice que allí se hablaba de una chica cuya historia estaría más o menos fielmente reflejada en la letra de la canción Anduriña; que es un nombre de mujer muy gallego y que significa golondrina, lo que a su vez inspiró a Picasso en el dibujo que terminó haciendo muy famosa la canción. Incluso se dice que si bien a Picasso no le gustaba la música clásica, en algunos cuadros reflejó su pasión por la música (ver su pintura “Los tres músicos”, “Naturaleza muerta con guitarra”, etc.) pero nunca tuvo tanta emoción y tanto desparpajo cuando dibujó la golondrina que iluminó la canción Anduriña.

Existen rumores en el imaginario popular que Juan Pardo, el autor de Anduriña, se comunicó con el abuelo de la niña desaparecida, quien era su tutor ante la falta de sus padres. El abuelo, muy huraño en su ser, se mostró renuente al principio hasta que el cantante le prometió que solo quería hacerle una canción y que de pronto serviría para que Anduriña regresara. El abuelo le contó entonces; que Anduriña simplemente le pidió permiso para asistir a una fiesta de “chavales”: inicialmente no quería pero no pudo resistir la meloseria de la niña y con una bendición y una señal de la cruz se rindió a su deseo. Ella le besó en la frente y brincando feliz se despidió con una larga sonrisa y se esfumó con el último ruido de la puerta al cerrarse. Nunca se supo de su suerte y Anduriña continúa en el limbo de los desaparecidos.

Recientemente, un francés residente en la Gran Bretaña puso a subasta en el portal eBay un dibujo firmado por Picasso similar al de Anduriña. «Original Drawing of Picasso», anunciaba el galo, aunque después matizaba que no tenía pruebas de que fuese original. Sobre su origen, explicaba que se lo había comprado a un anticuario español, que a la vez lo había encontrado dentro de un libro de una persona fallecida recientemente. El bajo precio de salida animó a muchos usuarios de eBay a subastar. La subasta se resolvió, tras 42 pujas, a favor de un comprador ubicado en Rumanía. Pagó 3.800 dólares, sin los gastos de envío (aporte de Rubén Ventureira en la voz de Galicia). Una ganga si es un Picasso, una mala inversión si es una copia. Algún día se sabrá.

En esta crónica podrán cantar la versión original de Juan y Junior (arriba al inicio), pero les recomiendo la versión de Juan Pardo con Joan Manuel Serrat.
ANDURIÑA
Autor: Juan Pardo

En Galicia un día
yo escuché
una vieja historia en
un café
era de una niña
que del pueblo se escapó
Anduriña joven
que voló
lloran al pensar
donde estará
mas nadie la quiere
ir a buscar
Anduriña la llamaron
los que allí dejó
torna pronto a puerto
por favor
un abuelo está
junto al hogar
habla y me sonríe
con maldad
Anduriña es joven
volverá ya lo verás
es un pajarillo
sin plumar
en un día gris
se posará
su misterio ya
no lo será
el nombre Anduriña
ya jamás se lo dirán

pero mientras tanto
donde está
donde está
Anduriña donde está
Anduriña donde está
Anduriña donde está.

Sevilla, Agosto del año 2019.