Buscar este blog

31 ago. 2020

Razón de vivir

 Crónicas musicales… crónicas sobre canciones populares muy reconocidas en el mundo


A Mónica…“para continuar caminando al sol por estos desiertos… solo me hace falta que estés aquí con tus ojos claros”

Un texto de  Ernesto Pino

En los últimos días de vida de la celebre cantautora Mercedes Sosa, Víctor Heredia le entonaba “Razón de vivir”, la misma que cantaban juntos en los conciertos.

Con tan solo 19 años, un chico argentino en el año de 1969, ganó el prestigioso concurso musical de Cosquin en Argentina: se llamaba Víctor Heredia y uno de los asistentes que lo aplaudió a rabiar era la  ya conocida cantante folclórica Mercedes Sosa. A partir de esa temporada, Heredia se convertiría en un hijo adoptivo de Mercedes, quien lo vincularía en muchas de sus giras artísticas. Vale resaltar que el Festival de Cosquin, no es poca cosa, pues allí han cantado los grandes del folclor latinoamericano como Atahualpa Yupanqui, Ariel Ramírez (compositor de la canción Alfonsina y el mar), Los Chalchaleros, Los Fronterizos, Jorge Cafrune, Alfredo Zitarrosa y se dieron a conocer Mercedes Sosa y Horacio Guarany.

A Víctor Heredia, un hecho desgraciado lo marcó para siempre: la desaparición de su hermana Cristina y su esposo, quienes fueron raptados por orden de la dictadura militar argentina, instaurada en el periodo 1976-1983, al mando del General Rafael Videla. En realidad los desaparecidos fueron tres como lo cuenta el mismo artista: “"Un día llaman por teléfono a mi madre a las once de la noche y un tipo le dice que tiene noticias de mi hermana. Quedan en encontrarse al día siguiente. El tipo se presenta como capitán de no sé qué y le da datos concretos sobre Cristina. Le dice que el nene nació bien —mi hermana estaba embarazada— pero que estaban necesitando plata, bla, bla, bla. Obviamente, mi vieja le dio todo lo que tenía...". (Ver elclarin.com “Por qué todavía cantamos”).  Desde ese momento Heredia se convirtió en un luchador permanente en contra de la brutal dictadura y en su aporte de artista compuso la canción Todavía cantamos, la cual se convirtió en el himno de la resistencia y en un cantico permanente de las barras de futbol en los estadios argentinos como protesta contra los militares y como apoyo emotivo a las famosas madres de la Plaza de mayo, quienes como madres, hermanas y abuelas reclamaron por mucho tiempo el regreso de los desaparecidos; todos los jueves a las 3 de la tarde, agrupadas y con un pañuelo en la cabeza elaborado al principio con tela de los pañales que se usaban para bebés, como una representación indiscutible del reclamo de sus hijos.

Pero Heredia tuvo la gran virtud de construir otra canción que también se convertiría en otro himno: Razón de vivir, un canto de altos niveles poéticos dedicado a ese insondable y misterioso sentimiento que es el amor al otro, como insalvable condición de complemento de la vida y de supervivencia de la especie.

Este misterio del amor que ha sido objeto del mas grande protagonismo de la historia de la humanidad, que ha incidido para bien o para mal en la transformación de las sociedades, que ha creado héroes y villanos, que ha multiplicado o atenuado las guerras y las peleas entre hermanos; también ha suscitado las mas increíbles inspiraciones de poetas y escritores de todo el planeta que lo han expresado de diferentes maneras, unas lógicas, sutiles, amorosas y otras arbitrarias, rudas, insensatas. El solo hecho de que existan millones de expresiones amorosas con o sin música, hace mas difícil, casi imposible sugerir cuales podrían ser siquiera, los cien, o los mil mensajes de amor mejores de nuestra historia terrenal.

Una canción, un poema, unas rayas en el cuaderno o en una servilleta, una declaración sincera o absurda que nos desnuda y nos muestra por dentro, con letras cargadas de sinceridad, pero también de mentiras o de medias verdades. Metáforas incomprensibles, que van de la complejidad enciclopédica del poeta o del compositor, hasta lo mas elemental del campesino humilde y burdo que con sus manazas abraza a su hijo y a su mujer, y no necesita decirles nada porque a ellos les alcanza la complicidad entrañable de una mirada y la luz de la luna que ilumina los potreros.

Sigue siendo un verdadero misterio porqué el amor aparece de pronto como la viruela, qué hace que la producción química del cuerpo genere “hormigas” en el estomago cuando va a llegar la hora del encuentro?, y qué hace que una simple canción de breve melodía sea capaz de convertirse en parte de la piel de cada uno y cuando suena en cualquier espacio o en cualquier tiempo haga brincar el corazón como la llegada de un terremoto?, qué hace que una sola mirada en medio de la multitud sea suficiente para encontrar esa silueta que soñamos apenas ayer?. Parece que aun nadie lo sabe ni lo sabrá con la certeza de las pruebas del laboratorio.

Canciones como Razón de vivir, alcanzan un nivel tan alto de solemnidad y sentimiento que se convierten en himnos sin tiempo y no desmerecen de la expresión amorosa y pasional de los grandes escritores:

Pablo Neruda, uno de los poetas de cabecera de Víctor Heredia, alguna vez le expresó a su  gran amor de juventud, Albertina Rosa “…. aquí, en las noches, se desata un viento terrible. Vivo solo en los altos y a veces me levanto a cerrar la ventana, a hacer callar a los perros. A esa hora estarás dormida (como en el tren) y abro una ventana para que el viento te traiga hasta aquí, sin despertarte, como yo te traía”.

El gran escritor Francés Gustave Flauvert, le escribe a su amante Luise Colet: “La próxima vez que te vea te cubriré con amor, con caricias, con éxtasis. Te atiborraré con todas las alegrías de la carne, de tal forma que te desmayes y mueras. Cuando seas vieja, quiero que recuerdes esas pocas horas, quiero que tus huesos secos tiemblen de alegría cuando pienses en ellas”.

Yoko Ono, le escribió a John Lennon, después de más de 20 años de su crimen en Nueva York: “Aprendí el intenso dolor de perder a un ser amado de repente, sin previo aviso, y sin tener el tiempo para un último abrazo y la oportunidad de decir "te amo" por última vez. El dolor y la conmoción de perderte tan de repente están conmigo cada momento de cada día. Cuando toqué el lado de John en nuestra cama la noche del 8 de diciembre de 1980, me di cuenta que seguía tibio. Ese momento ha quedado conmigo en los últimos años y seguirá conmigo por siempre".

Frida Khalo le escribió a su esposo  el gran pintor mejicano, Diego Rivera: “Todo tú en el espacio lleno de sonidos, en la sombra y en la luz. Tú te llamarás Auxocromo, el que capta el color. Yo, Cromoforo, la que da el color. Tú eres todas las combinaciones de números. La vida. Mi deseo es entender la línea, la forma, el movimiento. Tú llenas y yo recibo. Tu palabra recorre todo el espacio y llega a mis células que son mis astros y va a las tuyas que son mi luz".

Al contrario, el gran escritor Checo, Franz Kafka, aterradoramente humano e incomprensible, le escribe a su novia Felice Bauer, como si hiciera parte de un capitulo de su novela superior La metamorfosis. Tras dar testimonio de su hipocondría y ansiedad le pregunta  "¿querrás reflexionar y llegar a una conclusión respecto a si quieres ser mi mujer?" e inmediatamente después le hace una severa advertencia: "tú perderías tu vida tal como la has llevado hasta el momento, vida con la que te sientes satisfecha casi por completo" y "en lugar de esa nada despreciable pérdida ganarías un hombre enfermo, débil, insociable, taciturno, triste, rígido, casi desprovisto de toda esperanza, cuya tal vez única virtud consiste en que te quiere". Por supuesto nunca se casaron y antes de morir, Kafka confesaría que nunca había pronunciado la expresión “te amo”.

El gran novelista Honore Balzac, le escribiría a su esposa Eva Hanska: “Me pongo de pie y me digo a mí mismo: -Me voy para allá. Luego me siento de nuevo, movido por la responsabilidad. Ahí hay un conflicto miedoso. Esto no es vida. Nunca antes había sido así. Tú lo has devorado todo. Me siento tonto y feliz tan pronto pienso en ti. Giro en un sueño delicioso en el que en un instante se viven mil años. ¡Qué situación tan horrible!.
(Ver “10 famosas cartas de amor". Revista Arcadia.com. “Las cartas de amor más famosas de la historia” economíahoy.mx. ¿Querrás ser mi mujer pese a todo": Kafka y Felice, una historia de amor, dolor y escritura. Daniel Arjona. El confidencial.com).

Y García Márquez en sus memorias, cuenta un pasaje de su vida de enamorado mezclando la desesperanza con el amor: “Por un reflejo que ya formaba parte de mi vida desde hacía cinco años miré hacia la casa de Mercedes Barcha. Y allí́ estaba, como una estatua sentada en el portal, esbelta y lejana, y puntual en la moda del año con un vestido verde de encajes dorados, el cabello cortado como alas de golondrinas y la quietud intensa de quien espera a alguien que no ha de llegar. No pude eludir el frémito de que iba a perderla para siempre un jueves de julio a una hora tan temprana, y por un instante pensé́ en parar el taxi para despedirme, pero preferí́ no desafiar una vez más a un destino tan incierto y persistente como el mío”. (Ver “Vivir para contarla”. Gabriel García Márquez).

Pero las canciones de amor directo, tienen una ventaja inmensa sobre los libros: cada uno las puede personalizar para cantarle a quien quiera. Una serenata por lo pronto, es uno de los rituales más libertarios que tiene un enamorado para cantarle a su pareja lo que quiera. Por ello es más fácil una dedicatoria de una canción a la dedicatoria de un libro, y como diría Groucho Marx, es más efectiva. Son validos todos los géneros, desde los boleros, los tangos, las rancheras, la música pop, los bambucos, el rock, el jazz; hasta el canto prodigioso de la Oda a la alegría en la novena sinfonía de Beethoven. Desde “Cosas como tu” (Johnny Albino), pasando por “Un beso y una flor” de Nino Bravo, hasta “La Flaca” de Jarabe de palo. Cada uno sabe como es el suyo.

Pero volvamos con la canción razón de vivir.

En el año 1985 apareció esta canción en su álbum “Coraje”, un  tema dedicado por Heredia a su segunda esposa Marisa Bonzón. Victor Heredia, siempre resaltó que su acto de creación  se hacia posible porque la cancion estaba dentro de la guitarra y solo faltaba el impulso del alma para sacarla afuera. Sorprende la sencillez de su inspiracion ante el impacto de una cancion que llegó a convertirse en un verdadero himno de amor: “Es una canción de puro agradecimiento, porque yo creo que nadie puede hacer por sí solo su tarea en el mundo, en la vida; se necesita una compañía, indudablemente. Y esta compañía te viene dada por quien te sostiene, te apoya. Esta canción está dirigida a una mujer, a mi compañera. Pero si trasladas eso a todo lo que hacemos en la vida siempre encontrarás a alguien que te ha servido de bastón, que ha sido tu guía…Es que uno no se enamora sólo de lo físico. Esta es la cuestión. Justamente la canción habla de esto. Cuando se establece una comunión liberadora, cuando dos espíritus pueden caminar juntos, se está mucho más allá de lo físico… Una relación de esta naturaleza es excepcional y hay que tratar de preservarla” (Historia detrás de las canciones: Hoy, Razón de Vivir-Víctor Heredia elescenariodelosclasicos.com).

 Asi suene baladi y a pesar de todo, el amor y la amistad estaran colgados del ultimo arbol, de la ultima rama, y brillaran hasta el ultimo segundo en que se apague la vida en la tierra.

PD: Activa el link de la canción arriba y canta con la letra la version original interpretada por su autor Víctor Heredia. Tambien les recomiendo la version a duo de Víctor Heredia con Joan Manuel Serrat y una reciente de cantantes chilenos y argentinos que la ajustaron a raiz de las protestas populares ocurridas en Chile en el 2019.

Razón de Vivir
Víctor Heredia

Para decidir si sigo poniendo esta sangre en tierra
este corazón que bate su parche sol y tinieblas
para continuar caminando al sol por estos desiertos
para recalcar que estoy vivo en medio de tantos muertos

Para decidir
para continuar
para recalcar y considerar
solo me hace falta que estés aquí
con tus ojos claros

¡Ay! …Fogata de amor y guía
razón de vivir mi vida
¡Ay! …Fogata de amor y guía
razón de vivir mi vida

Para aligerar este duro peso de nuestros días
esta soledad que llevamos todos, islas perdidas
para descartar esta sensación
de perderlo todo
para analizar por donde seguir y elegir el modo

Para aligerar
para descartar
para analizar y considerar
solo me hace falta que estés aquí
con tus ojos claros

¡Ay! ..Fogata de amor y guía
razón de vivir mi vida
¡Ay! ..Fogata de amor y guía
razón de vivir mi vida

Para combinar lo bello y la luz sin perder distancia
para estar con vos sin perder el ángel de la nostalgia
para descubrir que la vida va sin pedirnos nada
y considerar que todo es hermoso y no cuesta nada

Para combinar
para estar con vos
para descubrir y considerar
solo me hace falta que estés aquí
con tus ojos claros

¡Ay! ..Fogata de amor y guía
razón de vivir mi vida
¡Ay! ..Fogata de amor y guía
razón de vivir mi vida.